28 febrero 2008

PRIVILEGIADOS VENTAJISTAS, CHANTAJISTAS Y VIOLENTOS

Ayer un puñadito de conductores de TMB se presentaron en el acto central de campaña de la agrupación de Horta-Guinardó. Su objetivo: reventar el acto, cosa que sólo consiguieron en parte.

La “cirereta” a su actuación fue agredir a nuestra Primera Secretaria Núria Carmona y colapsar el tráfico a su salida del Boca Nord. Sus reivindicaciones, justas o no, no les dan ningún derecho al uso de la violencia y de la coacción.

Pero, como muchos compañeros de izquierda no pueden dejar de sentir cierta simpatía hacia las reinvidicaciones de cualquier colectivo de trabajadores, vamos a hablar de sus reivindicaciones.

Cuando un colectivo de trabajadores utiliza la ventaja que tiene por controlar un servicio público para imponer sus condiciones a la empresa, este colectivo actúa de manera chantajista: corporativa.

Si elude las vías de negociación habituales, se arroga el derecho a imponer su punto de vista unilateralmente y a da a conocer su postura cortando la Ronda Litoral o reventando los actos políticos del alcalde Jordi Hereu, este colectivo actúa de manera ventajista: corporativa.

Si el chantaje y el ventajismo lo realizan los trabajadores de empresas públicas cuyo salario se encuentra entre los más altos del sector en toda España, sufragado por el dinero de los contribuyentes (70% vía impuestos, 30% pago en el autobús) estamos hablando de la ampliación de privilegios.

Aunque pueda parecer de justicia realizar dos días de fiesta consecutivos y en fin de semana, nadie aceptaría que los hospitales, la policía, los restaurantes, etc, actuaran bajo este parámetro.

Su reivindicación se fundamenta en la seguridad de los usuarios: ¿era peligroso transladarse en bus en el 2006? No, pero el reglamento CE 561/2006 recogido en el Real Decreto 640/2007 ha modificado la norma de los descansos semanales. (Aquí encontraréis un análisis).

Con el argumento de la inseguridad quieren secuestrar nuestra simpatía, pero, su reivindicación (tan mal explicada por la empresa porque no quiere magnificar el lío) es económica y punto:
modificar el convenio vigente (y con el que estuvieron de acuerdo) para trabajar menos horas y cobrar lo mismo.

Aquí tenéis un gráfico de cómo se pueden realizar los descansos semanales(que no obliga a que sean siempre dos días consecutivos) con la aplicación de la nueva normativa:



Pueden ser:
- 1ª Semana: 24 horas.
- 2ª Semana: 45 horas.
- 3ª Semana: 24 horas.
- 4º Semana: 66 horas.

Pero, su problema no es la seguiridad de los usuarios, sino compensar las horas extras que realizan en otras empresas: Esas horas también se computan "para la seguridad" de los ususarios que transportan. Y los nuevos sistemas de control de los descansos diarios y semanales harán controlable "las horas que hechan".



No quiero identificar a unos energúmenos con el colectivo de conductores de TMB. Pero, es necesario que alguien les diga que dejen la violencia y el chantaje; que negocien el nuevo convenio dónde se tiene que hacer y con quien tienen que hacerlo

2 comentarios:

Pere Nieto dijo...

Tot el meu suport perquè sé que ahir va ser molt difícil per a vosaltres. Aquí i a tot arreu rebentar un acte de llibertat d'expressió amb la violènca té un nom ...

Jose R. dijo...

Buen post.. pero lo de su reivindicación ayer era lo de menos... yo tb. escribo al final un pié de página de lo que iba a ser un artículo mucho más serio sobre las violaciones de los derechos sindicales.

http://www.joserodriguez.info/bloc/?p=126